Tan sólo un sentimiento.

Si fuese capaz de escribir todo lo que siento y dejar de pensar en todo lo que escribo. Si pudiese no sentir lo que escribo; escribiría lo que pienso. Si el mundo pudiese entender lo que siento, tú no tendrías que pensar en lo que escribo. Si pudieses ver en mí la mitad de lo que yo te siento, no tendría razones para volver a escribirte. Si todo este sentimiento se volviese literatura amateur desaparecería el arte... Si todo el arte pudiese plasmarse en un papel, ya no sería arte sino pensamiento. Si en un papel cupiesen mis sentimientos; se moriría el viento, y si en el viento pudiese escribir todo lo que pienso no habría más razón que aniquilar el entendimiento.
Cuando mis manos sean capaces de plasmar lo que no siento; no tendré que recurrir a la experiencia para entender lo que es el silencio. Si no hubiese vivido aquel momento, probablemente no estaría aquí, en medio de la nada, muerto de miedo. Si tu silencio no acabase con todo mi sentimiento dejando desnudo el pensamiento, no escribiría todo esto por miedo a demostrarte lo mucho que yo te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada