X

No quiero ser el que siempre está triste. No quiero que nadie arruine mi estúpida felicidad. No quiero que nadie me diga lo que debo o no debo hacer. No quiero ser él que nunca ha hecho locuras por amor, pero tampoco quiero renunciar a mi vida. No quiero que sea como una triste canción de verano. No quiero preciosos poemas de amor, ni tampoco una gran cama llena de rosas. No quiero que sea como los de antes. No quiero quedarme sin ideas, ni dejar de sorprenderte cada día. No quiero ser un par de fotografías y tres te quiero, no quiero ser un triste recuerdo escondido en no se sabe qué recóndito y sombrío rincón de cientos de pañuelos empapados en lágrimas. No quiero romances de películas, ni grandes historias de amor en París. No quiero un candado más en aquel puente italiano. No quiero románticas cenas con vistas a la Alhambra, ni escapadas a las islas griegas. No quiero un atardecer en una paradisíaca playa de aguas cristalinas. Tampoco quiero ver tu cara cada amanecer, ni escribir más cartas de amor que sé que nunca enviaré. No me quiero volver a enamorar. No quiero eróticos versos escritos en francés, ni quiero oír hablar de esas noches juntos. No quiero ser tu primer amor No quiero volver a sonreír. No quiero nada, pero lo quiero todo. No quiero aprender italiano si no te tengo a ti para practicar un ti amo.
No quiero nada si no es contigo.
Quiero que la claridad de un día de Julio me despierte y ver que estás ahí, mirándome, tocándome el pelo, queriéndome. Quiero ser él que nunca olvidarás. Quiero ser tu último amor, y también quiero acostarme cada día con un tonta sonrisa dibujada por saber que me quieres. Quiero hacer las mayores tonterías que jamás he hecho. Quiero hacerte reír cada día de mis infinitas tonterías. Quiero que me calles con uno de esos besos. Quiero aprender mil idiomas para poder decirte un te quiero nuevo cada día. Quiero que en los días de fiesta me llames y me digas que me quieres, y quiero suspirar cada vez que oigo tu voz. Quiero que cada día sea único y vivirlo como si fuese el último de todos los que nos quedan por vivir. Quiero estar a tu lado en los momentos en los que nadie consigue hacerte sonreír y alegrarte el día. Quiero que nunca olvides mi forma de besar. También me gustaría inventar un lugar donde pasar contigo los días de mi corta vida, donde no tenga que esconder mis sentimientos, donde poder demostrarte lo mucho que te quiero. Quiero ese concierto contigo y mientras suena tu canción poder ver tu cara de felicidad. Quiero que no veas sólo verde en mis ojos. Quiero mensajitos por la mañana al despertarme y ver que de noche te acordaste de mi.
Quiero quererte, pero también sentirme querido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario